Tipos de anemómetros

Tipos de Anemómetros

Hay muchos tipos de anemómetros diferentes en el mercado con diferentes funcionalidades. Antes de elegir cualquiera de los anemómetros, hay que tener un conocimiento completo del mismo para poder satisfacer sus demandas.

A continuación se ofrece un resumen de la información sobre los diferentes tipos de anemómetros usados por los expertos en sus proyectos.

Antes de comenzar a fondo en el tema de forma informal se pude decir que existen dos grandes grupos de anemómetros: los anemómetro de mano y lo que no. Gracias a la tecnología cada vez los dispositivos se vuelven mas cómodas para su uso y actualmente muchas personas prefieren los anemómetros de mano por su comodidad y portabilidad.

Por supuesto esa decisión no solo dependerá de la comodidad si no del objetivo del proyecto personal.

Anemómetros de copa.

Anemómetro de copa

Los anemómetros de copa son el tipo más sencillo de anemómetro. Estos anemómetros consisten en varias copas giratorias montadas en un poste.

Los anemómetros de tres copas son los más comunes que se ven. A medida que el viento se hace más fuerte, la copa gira más rápido y el anemómetro transfiere la velocidad del flujo de aire y la muestra como una lectura digital.

Los anemómetros de copa son usados comúnmente por estaciones meteorológicas profesionales e instituciones de investigación. A veces forman parte de instrumentos meteorológicos de mayor precisión.

Los anemómetros también vienen en diferentes factores de forma: algunos están diseñados para ser montados en el exterior de los edificios; otros funcionan bien en la parte superior de un coche, o para uso portátil de mano.

Anemómetros de Paletas (Hélice).

También se conocen como anemómetros de hélice o de molino de viento. Los anemómetros son similares a los anemómetros de copa, pero utilizan una serie de palas de viento en lugar de copas giratorias.

Los anemómetros de paletas deben estar orientados hacia la dirección en la que sopla el viento. A menudo usan una veleta opuesta a la hélice para cambiar la dirección del viento. El anemómetro de paletas se utiliza para medir la velocidad del viento y el flujo volumétrico en las parrillas de aire de los edificios residenciales y de los servicios públicos.

Al igual que los anemómetros de copa, los anemómetros de paletas o los anemómetros de hélice cuentan automáticamente el número de revoluciones por segundo para calcular la velocidad del viento y visualizarla digitalmente. Funcionan bien en las minas para medir la velocidad de liberación del metano.

Anemómetro de Hilo Caliente.

El anemómetro de hilo caliente es un dispositivo que se utiliza para medir la velocidad y la dirección del fluido. Esto puede hacerse midiendo la pérdida de calor del alambre que se coloca en la corriente del fluido.

El cable se calienta por la corriente eléctrica. Cuando se coloca en la corriente del fluido, el calor se transfiere de un alambre a otro, por lo que la temperatura del vino se reduce. La resistencia del alambre mide el flujo del fluido.

Es mejor para medir con precisión el flujo de aire a bajas velocidades (por ejemplo, bajo 2000 pies/min). Algunos modelos están diseñados para medir velocidades tan altas como 15.000 pies/min, pero aún así tienen una capacidad de medición muy precisa hasta velocidades mucho más bajas.

Los anemómetros de hilo caliente miden tanto la velocidad como la presión del viento. El dispositivo es una varilla larga y en la punta hay un alambre o perla caliente. Mide el flujo de aire a través de los conductos de los edificios.

Puedes encontrar este tipo de anemómetro en los negocios de calefacción, ventilación y aire acondicionado. Además, se utilizan a menudo como herramientas de investigación en la mecánica de fluidos.

Anemómetros Ultrasónicos.

Los anemómetros ultrasónicos envían pulsos sónicos a través de un camino hacia el sensor del lado opuesto. A medida que el viento se mueve más rápido, los pulsos se interrumpen. Emplea las ondas sonoras ultrasónicas para calcular la velocidad del viento. La medición de esta interrupción proporciona datos precisos sobre el viento.

Un anemómetro ultrasónico no tiene partes móviles y puede detectar incluso pequeños cambios en el viento. El dispositivo tiene típicamente cuatro sensores dispuestos en un patrón cuadrado. Algunas unidades vienen con calentadores incorporados. Además, este dispositivo es resistente a la intemperie y adecuado para trabajar en condiciones climáticas severas. Como el dispositivo se calienta internamente, el hielo no puede tener ningún efecto sobre él.

Este tipo de anemómetro es muy popular en los aviones y en las turbinas eólicas científicas. Ya que no tienen muchas partes móviles, también pueden ser usados en estaciones meteorológicas automatizadas.

Los anemómetros ultrasónicos tienen muchos puntos fuertes, sin embargo, es muy delicado, lo que hace que su reparación sea aún más costosa en comparación con otros tipos de anemómetros.

Bueno amigos eso ha sido todo por este articulo estoy seguro que les sirvió para despejar dudas. Si quieres mas información al respecto no dudes en comentar y ver el resto de nuestra web.

Esta entrada fue escrita el Blog.

Únete a la discusión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *