que es un anemometro

Que es un anemómetro

Si estas interesado en montar tu estación meteorológica o acaso te intriga saber un poco más acerca de la aeronáutica y cómo los aviones son capaces de predecir o medir las corrientes del viento. Todo eso y mas lo puedes lograr con un anemómetro. Hoy te explicaremos de forma sencilla que es un anemómetro y sus funciones.

Definición de Anemómetro.

Un Anemómetro o también conocido como Anemógrafo,  no es más que un instrumento utilizado en meteorología para medir la velocidad del viento, ¿Hasta ahora sencillo no? De hecho, esta definición proviene de la unión de 2 términos griegos: anemos cuyo significado es viento y  metron que significa medida; la “Medida del Viento”. Así, permite predecir lo más acertadamente posible el tiempo y ayuda en diferentes campos como la aviación, algunos deportes al aire libre, la construcción, la agricultura, la ingeniería civil, entre otros.

¿ Para que sirve un anemómetro?

Ahora bien, muchos se preguntan cual es la función de un anemómetro y la respuesta a esta interrogante en realidad es más extensa de lo piensas.

En primer lugar,  debes saber que el anemómetro tiene diversas aplicaciones en diferentes áreas de trabajo, por ejemplo, en aeronáutica, permite detectar cambios bruscos en la velocidad del viento generados especialmente por turbulencias. Además, funciona para calcular la velocidad y fuerza máxima de una ráfaga de viento, lo cual ayuda a los deportistas extremos (de vela, camping, montañismo, etc.) a trabajar a favor de la naturaleza y evitar accidentes innecesarios.

Función de un anemómetro.

Por otro parte, es ampliamente utilizado en la ingeniería e industria para medir el flujo del aire, la posibilidad de contaminación, la operación segura de las grúas y las condiciones ambientales de trabajo en general.

Por si esto fuera poco, en los reportes meteorológicos que escuchas en las noticias donde te advierten si deberás salir con un gran abrigo o en camiseta, también se valen de este instrumento y así poder medir la rapidez del aire y reportar dichos hallazgos para que puedas salir de casa prevenido ¡Todo, gracias al Anemómetro!.

Partes de un Anemómetro:

Antes que nada es importante que sepas que según el campo en el que se utilice, existen diferentes tipos de anemómetros, algunos son más livianos pero menos exactos, otros más complejos y aportan mediciones más exactas. También los hay pequeños o muy grandes, en fin, ¡Hay muchas posibilidades!

Asimismo, los materiales son distintos pero la ciencia detrás de ellos es la misma, por eso, si tienes ganas de seguir conociendo más acerca de este gran invento sigue leyendo.

Para esa mente curiosa te presentamos a continuación, las partes de uno de los anemómetros más comunes, el ANEMÓMETRO DE CAZOLETAS, DE MOLINETE, O DE HÉLICE para que puedas identificarlas fácilmente y entiendas además, cómo funciona,¡Aquí vamos!:

Este anemómetro, que además, es el más utilizado en las estaciones meteorológicas, se compone de dos partes principales:

  • Una hélice, es decir, un sistema de pequeñas aspas que en sus extremos finales poseen unas cuencas (o copas). Dichas cuencas están unidas entre sí por brazos metálicos y terminan confluyendo y rotando sobre una estructura o soporte que se encuentra ubicado en la parte más alta del dispositivo.
  • Posteriormente, la segunda y última pieza la constituye el dispositivo de medición, que generará los resultados del instrumento. Puede ser un dispositivo electromagnético, una placa de metal, o bien un aparato digital o analógico para el procesamiento final de los datos. 

Como se usa un Anemómetro.

¡Es muy fácil!, sólo se debe colocar el anemómetro en un lugar alto, donde pueda captar el viento; y una vez allí, la función básica del anemómetro es establecer el volumen de viento que circula a través de las hélices (u otro objeto que funcione como receptor de las ráfagas de viento), cuya fuerza impulsará a su vez la rotación de todo el sistema (mientras más viento exista, más fuerza generará y hará girar las cuencas con mayor energía), creando un movimiento particular de la hélice, que será finalmente el que se utilice para realizar las mediciones respectivas y dar a conocer los resultados.

Específicamente en el Anemómetro de hélice, el registro final depende de la cantidad de vueltas que se producen en la hélice por la acción del viento, enviando revoluciones a una intensidad establecida que son contabilizadas de forma analógica o digital en la parte inferior del dispositivo y así, como su propio nombre lo indica, poder medir el viento.

Si quieres conocer mas sobre anemómetros y saber cual es el indicado para tu proyecto continua navegando en la web.

Esta entrada fue escrita el Blog.

Únete a la discusión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *