Mejores Anemómetros para Grúa: 2020

¿Por qué necesitas un anemómetro en las obras de construcción? ¿ y por que esta necesario un anemómetro en una grúa?. Conoce las respuestas a continuación y ademas te contamos cual es la mejor opción.

Vigilar las condiciones climáticas es una tarea crucial en la mayoría de las obras. Las posibles lesiones por resbalones o caídas de los trabajadores, junto con los riesgos de daños causados por cargas o maquinaria mal aseguradas, son accidentes frecuentes. Las condiciones climáticas inclementes, particularmente los vientos fuertes o cambiantes, típicamente intensificarán estos tipos de riesgos.

Una vez en el lugar, la capacidad de vigilar las condiciones meteorológicas que cambian rápidamente es sumamente importante. El viento es bastante complicado. Es extremadamente cambiante, es poco probable que sea consistente en todas las áreas de un sitio, y algunas de las preocupaciones de seguridad no siempre son aparentes.

Riesgo de no tener un Anemómetro en una Grúa.

El comportamiento local del viento, como los efectos de los túneles de viento, también constituyen una importante fuente de riesgos y pueden sorprender a los operadores de plataformas de trabajo móviles de elevación u otros aparatos de elevación que trabajan entre dos o más edificios.

El desconocimiento de la velocidad del viento puede retrasar la adopción de decisiones que pueden ser vitales y tener graves consecuencias para el personal, el equipo y el medio ambiente de un sitio.

Los movimientos de carga en una obra pueden volverse incontrolables en condiciones de viento fuerte. A veces, la fuerza del viento puede incluso volcar las máquinas.

Velocidad del viento

La velocidad del viento tiende a aumentar con la altitud. Como la seguridad de los trabajadores es la prioridad absoluta, debe prestarse especial atención a cualquiera que trabaje en altura. Debido a que las velocidades del viento pueden ser considerablemente más altas que en el suelo debido a su mayor exposición.

Las grúas y torres están en particular riesgo, así como los techadores y cualquiera que trabaje en andamios.

La mejor solución para vigilar las velocidades del viento en diversos lugares de un emplazamiento es utilizar anemómetros, que permiten medir tanto las velocidades predominantes como las ráfagas repentinas por medios mecánicos o digitales.

También podrás vigilar cualquier cambio en la dirección del viento. Es particularmente importante en situaciones en las que las cargas y el equipo se elevarán significativamente por encima del suelo o del edificio. Esto es especialmente relevante cuando se planifican tareas que implican el funcionamiento de grúas y levantamientos pesados.

Donde colocar un anemómetro en construcciones.

La colocación de un anemómetro en el punto de la pluma es una forma sensata de vigilar las diferentes velocidades del viento en las altitudes de funcionamiento de las grúas.

que es un anemometro

Los medidores de velocidad del viento constituyen una medida preventiva contra los riesgos asociados a la fuerza del viento. Miden su velocidad con precisión y proporcionan al personal del sitio la información necesaria para tomar las decisiones adecuadas.

Si las inclemencias del tiempo obligan a detener temporalmente las obras, los anemómetros son también herramientas muy útiles para tener a mano, ya que permiten al equipo mostrar con precisión cómo las condiciones influyeron en el progreso de la obra.

Esta entrada fue escrita el Blog.

Únete a la discusión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *