anemometro casero con vasos

Como hacer un Anemómetro Casero.

¿Estás pensando en construir tu propio anemómetro casero y no sabes cómo hacerlo? ¡Tranquilo! Tenemos la solución perfecta para ti.

El día de hoy te enseñaremos a realizar de forma fácil y rápida un anemómetro con material reciclable (anemómetro con vasos); el cual además, ¡Funciona de verdad! Así que si estás preparado para convertirte en el “Maestro del Viento”, comencemos ya.

Consigue los siguientes materiales:

  • Vasos plásticos; 5 en total. Pueden ser del tamaño que prefieras, siempre y cuando todos sean iguales.
  • Una perforadora o algún objeto afilado para agujerear fácilmente los vasos
  • 3 pajillas (popotes, pitillos, pajitas). También puedes utilizar palos de madera, sólo asegúrate que no sean demasiado pesados para no sobrecargar la estructura
  • 1 alfiler o gancho mariposa, incluso puedes utilizar un pequeño tornillo o clavo
  • Una botella o frasco vacío con tapa
  • Cinta adhesiva
  • Opcional: puedes conseguir un ventilador y un cronómetro,el primero para generar más viento, y el segundo para medir el tiempo más fácilmente.

Procedimiento paso a paso:

1. Para 4 de los vasos deberás realizar un agujero en uno de los lados; el mismo debe quedar aproximadamente 1 cm por debajo del borde abierto. Para el 5to vaso tienes que hacer 4 agujeros con la misma distancia entre ellos, igualmente procura que todos estén alineados 1 cm por debajo del borde abierto; y por último, también en este 5to vaso tendrás que hacer un agujero en el fondo, centrado.

Recuerda que este paso puedes realizarlo con ayuda de una perforadora o bien otro material afilado que te permita realizar los agujeros del mismo tamaño (deben coincidir todos con el tamaño de los popotes) y  además, deben estar alineados.

2. Ahora, entrecruza 2 de los sorbetes o popotes a través de los agujeros del 5to vaso (éste será el soporte central de todo el aparato). Deben cruzarse en forma de “X”.

3. Una vez que ya tengas esta estructura hecha, introduce en cada uno de los 4 vasos restantes, a través de sus respectivos agujeros, los extremos libres de las pajitas; y finalmente asegúralos dentro de los vasos con cinta adhesiva. Ten en cuenta que para que el mecanismo funcione, los vasos deben estar orientados en la misma dirección.

Si tus popotes son muy largos, siempre puedes recortarlos un poco para que la distancia entre el soporte central y las “copas” (hélice) no sea demasiada y así tu anemómetro tendrá más estabilidad y podrá medir adecuadamente la velocidad del viento.

4. Luego, deberás realizar un último agujero en la tapa del frasco o botella que tengas a la mano; igualmente, procura que sea del mismo tamaño que el popote.

5. Por último, pasa el sorbete a través del agujero que habías hecho anteriormente en el fondo del 5to vaso y empújalo hacia arriba, hasta encontrarse con la “X” de todo el soporte. Asegura esta unión con cinta adhesiva, además puedes agregar en la parte de arriba de la “X” un alfiler o gancho para que pueda rotar fácilmente. ¡Ya está listo el eje central de tu anemómetro!

6. Finalmente, introduce el sorbete central en el agujero de la tapa de tu botella o frasco y ¡Listo! ¡Ya has terminado!

anemometro casero con vasos

Ahora, es momento de que pruebes el anemómetro, para eso sólo tienes que conseguir algún ventilador pequeño, o ir al exterior y sostener tu anemómetro o colocarlo en una superficie plana y dejar que el viento haga la magia.

Para los cálculos, es todavía más sencillo, cuenta el número de veces que uno de los vasos de la “hélice” gira completamente desde su posición inicial; hazlo por 15 segundos, y después sólo tienes que multiplicar ese valor por 4. El resultado final te dará la velocidad del viento en revoluciones por minuto (rpm).

Consejos para tu Anemómetro con vasos Casero:

Una prueba interesante que puedes hacer con tu anemómetro artesanal es cambiar la velocidad del ventilador, ya sea para que gire más rápido o más lento, y de esta manera medir las revoluciones por minuto del viento y observar cómo cambia el resultado según la velocidad del mismo; ¡Fantástico, no lo crees!

¡Finalmente, diviértete!Construye tu propio anemómetro casero con vasos, un excelente proyecto para trabajar con niños ¿Qué esperas? Aprovecha el tiempo en casa con tus hijos y deja volar tu imaginación.

Descubre más sobre anemómetros en nuestros últimos artículos.

Únete a la discusión...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *